El dolor y el odio son dos sentimientos a los que todos nos enfrentamos demasiadas veces a lo largo de nuestra de vida, aunque espero que nunca tan profundos como a los que se tuvo que enfrentar la persona que pintó las dos vallas que Martin McDonagh se encontró en uno de sus viajes por Estados Unidos.

Porque sí, el origen de esta desgarradora historia tiene lugar en el asiento de autobús desde el que Martin McDonagh, guionista y director de Tres anuncios en las afueras (además de Escondidos en Brujas y Siete Psicópatas), vio dos mensajes muy parecidos a los que, algún día, un equipo de rodaje pintaría sobre tres vallas en Misuri.

TresAnunciosEnLasAfueras.jpg
Frances McDormand, ganadora de un Globo de Oro por su actuación en Tres anuncios en las afueras

Esas tres vallas publicitarias lucirán las palabras que Mildred Hayes (Frances McDormand) ha elegido para recordar el caso abierto del brutal asesinato de su hija. Palabras que la conducirán a un enfrentamiento personal con el cuerpo de policía y el resto del pueblo de Ebbing, Misuri.

El dolor y la ira que Mildred arrastra desde que murió su hija y la enfermedad terminal del jefe de policía Willoughby (Woody Harrelson) dirigirán los primeros compases de este drama donde las lágrimas y las sonrisas se funden en la comisura de los labios. Martin McDonagh intercala la crudeza con humor negro, convirtiendo esta obra en una secuencia de escenas desoladoras, escenas divertidas y escenas en las que no sabes si reír o llorar.

La atmósfera de la América profunda que por momentos se percibe como un wéstern, queda retratada en la búsqueda de la venganza de la implacable Mildred por aplacar su duelo y en el racismo y la ignorancia de un vulgar agente de policía, Jason Dixon (Sam Rockwell), cuyos actos representan también uno de los puntos más criticables de la película. Algunos de ellos parecen cruzar los límites del carácter de los personajes o la estereotipación de muchos de los secundarios. El exmarido y su novia casi adolescente, el papel de Peter Dinklage, el policía negro recién llegado…

SamRockwell.jpg
Sam Rockwell en el papel de Jason Dixon

Así que, sí, Martin McDonagh no ha escrito un guion perfecto, pero es bastante sólido y logra transmitir fabulosamente el dolor mientras te arranca una carcajada. No puedo ensañarme con ninguno de esos fallos. Ni quiero. No hay nada que no me haya gustado en esta película salvo el terrible acto que comete uno de los policías, una brutalidad que no tiene las consecuencias que debería.

Pero tampoco eso consigue empañar la experiencia. Tres anuncios en las afueras se nutre de las interpretaciones magistrales de Frances McDormand y Sam Rockwell, del carisma de Woody Harrelson y la destreza de Martin McDonagh para hacernos reír cuando tendríamos que llorar. El retrato de una sociedad decadente, la violencia, la ira, el dolor y la redención quedarán grabados a fuego en nuestra memoria igual que en esos tres carteles rojos con letras negras que se alzan en la carretera secundaria que conduce a Ebbing, reclamando justicia en un mundo injusto y salvaje.

PeterDinklage.jpg
Peter Diklange, Tyrion en Juego de tronos, a la derecha

Y tú, ¿has visto Tres anuncios en las afueras? ¡Déjamelo en los comentarios y comparte si te ha gustado!



Imagen de cabecera: Josh Campbell.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.