“Esta es la historia de una búsqueda más allá del ocaso que arranca con el canto de los caracoles, entre huertos surcados por escarabajos de tiro, que deja atrás los establos de libélulas y los refugios de tormenta, los templos de los animistas y los círculos de dólmenes de los astrólogos, y que se adentra por los laberintos del hielo siete y por bosques de helechos plagados de arañas gigantes. Es la historia de un viaje desquiciado en busca de respuestas.”

Este párrafo tan desconcertante es lo que intentarás leer en la contraportada de la edición normal de Transcrepuscular lectura ya recomendada en mi lista. Y digo intentar porque las letras se retuercen y giran sobre sí mismas formando una espiral que seguro que despierta más de una envidia entre las conchas de los caracoles. ¡La serie de Fibonacci está en la imprenta de Gigamesh y no en la geometría de la naturaleza, biólogos!

Y no es lo único que está en la imprenta de Gigamesh. También tienen máquinas expulsoras de hype y polémica de última generación. Versión oro y plata, a gusto del consumidor.

Todo eso es lo que acaba llevando a uno a tener curiosidad y, como no soy ninguna excepción, saqué el nombre de Emilio Bueso en mi librería habitual… Y me aseguraron con tanta convicción la magnitud de su obra que decidí darle una oportunidad.

TranscrepuscularEmilioBueso
Ediciones Oro y Plata

Tanto tiempo después de la publicación de Transcrepuscular, ya parece lejana la escabrosa pista de polémica sobre la que aterrizó. El precio de las ediciones limitadas de lujo 32€ y 42€ y las declaraciones del editor y del escritor causaron mucho revuelo en la comunidad. Alejo Cuervo defendía su estrategia de mercado y Emilio Bueso criticaba el worldbuilding —construcción del mundo sobre el que se cimienta una historia, así como la estructura de la sociedad, el diseño geográfico, la religión, etcétera— típico de la literatura fantástica.

Pero vayamos a la pregunta que da título a esta entrada. ¿Es Transcrepuscular la mejor obra escrita en español? No lo creo, pero detente. No cierres la página todavía. Sigue leyendo.

Transcrepuscular es la primera parte de la trilogía Los ojos bizcos del sol. La segunda novela, Antisolar, se acaba de publicar este 2018, y Subsolar saldrá a la venta en 2019… Así que todavía es pronto para juzgar la obra al completo.

Nos encontramos, sin duda, ante una lectura interesante, aunque promete más que cumple. No lo digo como algo negativo. Esta novela es una promesa sobre lo que acontecerá en el resto de la trilogía y estoy convencido de que Bueso no decepcionará. No me cansaré de recomendarla para los amantes del género y para aquellos atrevidos que se quieran adentrar en el mundo de la fantasía y la ciencia ficción.

El planeta en el que Bueso ambienta esta historia está dividido en tres zonas  —diferenciadas por la incidencia de la luz solary cada novela se centra en una de ellas. Quizá sea mucho decir que su worldbuilding supera al de grandes autores como Sapkowski, Tolkien o Sanderson, pero está trabajado. Hay quien decide crear una lengua y obviar la economía mientras que otros planifican al mínimo detalle la historia de las civilizaciones que han pasado por sus mapas, pero se olvidan de la física y la termodinámica. No existe el worldbuilding perfecto.

EmilioBueso
Emilio Bueso, el artífice de toda esta ida de olla

Y bien, ¿cuál fue mi sorpresa al encontrarme con un grupo de personajes rumbo a lo desconocido para encontrar una reliquia robada? Ninguna. Transcrepuscular parece demasiado convencional en sus primeras páginas como para que las oleadas de detractores arrastradas por la polémica de la publicación contengan sus impulsos difamadores…

Emilio Bueso quería escribir una historia de aventuras y para ello ha recurrido al viaje del héroe. Un recurso tradicional que, combinado con las herramientas adecuadas, puede ayudar a concebir una obra revolucionaria. Y, al menos para mí, esta novela ha sido un soplo de aire fresco.

Como diría el Trapo, leer Transcrepuscular es “putamente” evocador. Perderse en las breves y rápidas descripciones es como fumar una de esas pipas de musgo del Alguacil mientras un caracol te hurga los poros del cerebro con sus tentáculos. Ruinas de acero y cristal, libélulas gigantes, humanoides con patas de araña, babosas traductoras, ciempiés como medio masivo de transporte, luciérnagas reflejándose en las sombras de hielo del Agujero del Mundo y casas orgánicas con forma de seta.

La sensación de sumergirse en esta lectura es una de esas que con tan pocas novelas se experimenta, y que Emilio Bueso haya sido capaz de recrear un mundo con unos paisajes tan descerebrados como bizarros para luego trasladarte allí con unas pocas palabras es digno de admiración. Realmente sientes que estás descubriendo un mundo nuevo.

Sin embargo, no han faltado críticas negativas. Y aquí he de decir que la mayoría son algo injustas.

¿Personajes poco profundos? En el Círculo Crepuscular los humanos no se bautizan con ningún nombre y han optado por llevar una vida simbiotizada, dejando que toda clase de moluscos invada sus cabezas y escarbe en sus pensamientos. Emilio Bueso nos presenta una sociedad deshumanizada, que roza lo salvaje. Así que considero que los personajes son absolutamente coherentes con el mundo en el que se encuentran.

¿Un worldbuilding mediocre? Por supuesto que no, y menos si le añadimos las palabras que se encargan de mostrarnos esos paisajes tan grotescos como bellos. Superar a los maestros del worldbuilding es algo muy difícil de conseguir, pero Emilio Bueso ha sido fiel a su palabra sobre la construcción del mundo de Transcrepuscular. La ciencia ficción y la fantasía se entremezclan en un planeta que se aleja de los rasgos pseudomedievales y en el que todo tiene un porqué que será desvelado en las últimas páginas de Subsolar, como ya ha dicho Bueso. Las ruinas de las civilizaciones antiguas, las sectas de los que han ido un paso más allá con la simbiotización y los secretos que esconden las reliquias tendrán sus respuestas.

Y a pesar de todas las declaraciones que acompañaron al lanzamiento de la novela, la campaña de marketing que afirmaba más que auguraba la revolución del género en España y el poco habitual formato de las ediciones de lujo, Transcrepuscular ha resultado ser todo un éxito en ventas.

AntisolarEmilioBueso.jpg
Edición Oro de Antisolar

En resumen, no sé a qué estás esperando para comprar Transcrepuscular. La edición normal está solo por 8€ y tiene un diseño que ya quisieran muchas novelas con el doble de precio. Y, por supuesto, también tienes la versión digital.



Imagen de cabecera: RenLemur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.